Ruta por el Col du Pailhères: descubriendo el Pirineo más desconocido.

Crónicas, Destacados, Rutas bicicleta

Por fin es verano, y eso sólo significa una cosa, es el momento de pasar horas y horas al aire libre, disfrutar de lo que nos gusta y básicamente… vivir la vida!🤙

Este año el pie no me deja correr, pero esto no significa que no pueda machacarme! Durante estos últimos meses la bici de carretera se ha convertido en mi compañera de fatigas, sin duda la mejor pareja de baile.

La bici, el mejor aliado este verano. Como nos gusta!😍

Esta semana subí a Font Romeu con Albert Pérez (un animal en cuanto a skimo y trail se refiere) y allí me enseñó un Pirineo Francés que nunca imaginé que descubriría: carreteritas infinitas, bosques embrujados y una paz descomunal. En esta entrada os explicaré una de esas rutas.

 

Crónica

Miércoles por la mañana en Font Romeu…después de unos días de acumular km’s las piernas ya se quejaban, pero ese día tocaba etapa reina, así que pa’rriba, comer algo y hacía Puyvalador, un pueblito francés desde donde empezaríamos la ruta.

Una vez allí empezamos con una carreterita ondulada entre un bosque espectacular dirección Quérigut, con mucha sombra y más de sterrato que de asfalto.😅

Como si fuera un sueño, rodando por en medio del bosque.

Pasamos rapidito y ya hacia Mijanès donde empezamos a subir un puerto famosillo del Pirineo….ni más ni menos que el Col du Pailhères!

Subiendo el Col du Pailhères, con sus míticas zetas.

Y no defraudó! Con sus curvas serpenteantes, prados verdes y una constante subida del 8% (aprox) poco a poco fuimos subiendo hacia los 2001 metros de altura del puerto, dejándonos con unas vistas espectaculares. Lo más fuerte: ni un sólo coche, toda la subida para los pocos ciclistas de allí!

Después de hacer un poco de postureo volvemos a bajar dirección Ax-les-Thermes, por una bajada muy rápida y recta, pero en mi opinión, con un poco menos de encanto que el otro lado.

LLegando a la cima del Col du Pailhères a 2001 metros.

Después de unos minutillos intentando seguir a Albert en la bajada giramos a la derecha en el pueblo de Lavail para subir el Col de Pradel, una subidita de unos 7 km con algunos repechos que te dejan tieso pero que vale la pena tan solo por el paisaje y la tranquilidad, sin duda ciclismo de carretera auténtico.

Sin relajarnos mucho (habíamos salido tarde y quizá empezaría a llover en pocas horas) empezamos a bajar dirección Niort-de-Sault por una de las bajadas que más he disfrutado de mi vida. Pueblitos que ni te imaginarías que existen, túneles en la roca, bosques de película y una carretera muy rústica (en el buen sentido!).

Cruzando unos de los muchos pueblitos de Francia. En este caso…Rodome!🤩

De repente una subidita del 9-10% nos despierta del sueño rápidamente. Llegamos a Rodome y sumamos km’s por carreteras onduladas, que distan mucho de los puertos Pirinaicos anteriores. Aquí el calor de julio hace acto de presencia (somos un poco vagos y salimos tarde de casa).

Bajadita y ya volvemos hacia el coche! Pero antes nos disponemos a terminar de castigar las piernas con la subida hacia Escoloubre, por el Col des Moulis, otra carretera espectacular (una más a la lista!). A medio camino hay 100 metros de carretera que han desaparecido debido al temporal Glória…así que  un poquito de trail para variar.😂

Carreteras alejadas del turismo y las multitudes, carreteras auténticas!

Y ahora ya si, bajada corta hacía una carretera más principal que no para de subir (por suerte poco y constante!). Se hace larga (las piernas ya notan el tute) pero al final volvemos a llegar al coche, en Puyvalador.

Volvemos a Font Romeu cansados pero super felices por haber descubierto una parte del Pirineo super desconocida y bonita. Eso si, antes nos paramos a medio camino en una pastelería para comer una buena pasta francesa, para recuperar….(o eso dicen 😂)

Foto final, cansados pero contentos!

Datos técnicos

Para los que se animen a hacer esta ruta (100% recomendable!)

Dificultad: media-alta. Aunque no sea muy muy dura, sí que hay bastante desnivel y km’s, por lo que se debe tener un previo entrenamiento y ganas de pasarlo bien!

Km’s: 100,4 km

Desnivel +: aproximadamente 2800 metros +

Material: Bicicleta carretera (obviamente 😂), cortavientos, bastante comida y agua (nosotros llevábamos dos botellines de agua, un bocadillo, un plátano y una barrita), móvil, material reparación para pinchazo.

Tipo: ruta circular, carreteras en buen estado menos un km cerca de Quérigut y el inicio de la bajada del Col du Pradel.

Tiempo: nosotros tardamos 5 horas (20 km/h de media). Si se va a ritmillo en 4 horas se puede hacer, aunque si se va más lento la ruta puede llegar a durar 6 o 7 horas.

Ruta: Puyvalador – Quérigut – Mijanès – Col du Pailhères – Lavail – Col du Pradel – Niort de Sault – Rodome – Bessède de Sault – Gesse – Escoulubre – Col des Moulis – Les Bains de Cercanières – Puyvalador.

Ruta hecha en el mapa, bonita circular!

 

 

 

 

Last modified: 3 julio, 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *